NOCHE DE GALA SANTA MARÍA 2015

El jueves 10 de setiembre, la familia “Santa María” vivió una noche de algarabía, música, colores, teatro y poesía puestos en escena por nuestras niñas y jóvenes que celebraron junto a sus padres, docentes y amigos, los 55 años de vida institucional de su Alma Mater.

Han pasado muchos años, desde que en 1960, las Hnas. Misioneras Dominicas del Rosario fundaron en Piura una institución educativa que formara a niñas y jóvenes en el carisma dominico, carisma que nos ha permitido lograr mujeres de bien, de estudio, de oración contemplativa, defensoras de sus derechos y forjadoras de una cultura de paz.

Esa noche, celebramos este gran regalo del Padre Celestial, agradecemos, también, la confianza depositada en nosotros por parte de miles de padres de familia y autoridades educativas que han visto que nuestra institución ha logrado las metas y objetivos propuestos siempre acordes a una educación cristiana y altamente competente.
No podemos olvidar que el 2015, para nosotros, es un año muy especial porque celebramos con gratitud y mucha sencillez de corazón los 100 años de la llegada de las Hermanas Misioneras Dominicas a Puerto Maldonado en donde Beata Ascensión Nicol Goñi y Monseñor Ramón Zubieta inician con mucho optimismo la promoción y dignificación de la mujer de la Selva peruana. Asimismo este año conmemoramos los 10 años de la Beatificación de nuestra Madre Fundadora, Ascensión Nicol Goñi.
Fue una noche artístico-cultural que demostró las habilidades y destrezas de nuestras niñas y jóvenes en la danza, la música, la poesía y el teatro, manifestaciones del alma que en todo momento están presentes en la vida del ser humano.
En el espectáculo preparado pudimos observar hermosas danzas españolas y de la selva peruana. En el teatro se escenificó la llegada de las Hermanas Misioneras a las Selva Peruana (Puerto Maldonado) hace 100 años. En la poesía, las alumnas de secundaria declamaron el poema “Insignia de Vida” de autoría de la alumna Selene Chávez y en el canto, el coro de primaria y secundaria nos deleitó con un selecto repertorio musical.
El fin de fiesta, fue un momento en que los sentimientos de felicitaciones, gratitud y muchos recuerdos nos hicieron vibrar de emoción y nuestros corazones se entrelazaron en abrazos y palabras de amistad, gratitud y muchas bendiciones.
Quedamos con el compromiso de seguir esforzándonos en la misión cotidiana por el crecimiento espiritual, intelectual, social, psicológico y cultural de nuestras niñas y jóvenes, en quienes tenemos plena confianza y esperanza para que sean agentes constructores de paz, unión y solidaridad en la sociedad.

Print Friendly, PDF & Email