ASESORÍA ESPIRITUAL

“El Señor es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en Él confía, de él recibo
ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias”.

(Salmo 28:7)

Print Friendly, PDF & Email

Leave A Comment