RESEÑA HISTÓRICA

En esta bella ciudad del eterno calor, PIURA, la labor de 56 años dedicados a la educación de niñas y jóvenes, es el fruto del colegio Santa María bajo la dirección de las Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario, quienes con gran dedicación conservan el espíritu de nuestro  referente de Santidad, Beata Ascensión Nicol Goñi, quien este año cumple 10 años de su beatificación.

hall

La obra de las Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario se inicia en nuestra ciudad en el año 1953 en el recordado Colegio Nuestra Señora de Fátima. En 1957 una asociación de damas piuranas que tenía a cargo el Colegio Santa María solicitó a la Congregación su apoyo en la conducción de una educación cristiana y humanística a favor de la niñez y juventud piurana.

En enero de 1960 y previa Acta Notarial, se efectúa el traspaso del colegio Santa María a favor de la Congregación de Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario, quienes inician su ardua labor en abril de ese mismo año bajo la dirección de Hna. Isabel Bolea en una casona alquilada en la calle Libertad, con niños de inicial hasta cuarto de primaria.

madremaravillas

 

En el año 1961, en un terreno donado generosamente por Don Ramón Romero a favor de la Congregación, se inicia con ilusión y esmerada dedicación la construcción de su propio local institucional, ubicado en la urbanización El Chipe de esta ciudad.

El 6 de marzo de 1962, el Ministerio de Educación autoriza al Colegio Particular de Mujeres “Santa María”, bajo la dirección de la Hna. Maravillas García Osés, para ofrecer formación en la modalidad de Educación Secundaria en Primer y Segundo Ciclo en las especialidades de Letras y Ciencias.

promocion

En 1966, veintiséis alumnas culminarían su educación bajo los principios de la Congregación, constituyéndose en la Primera Promoción portadora del Carisma Misionero Dominico a lo largo de toda su vida en el ámbito personal y profesional.

Han transcurrido 56 años de una fructífera labor educativa caracterizada por el profundo amor a nuestra Madre, María y a nuestros Padres Fundadores: Beata Ascensión Nicol Goñi y Monseñor  Ramón Zubieta y Lés.

Este estilo educativo se inicia en nuestra tierra gracias a la dedicación y entrega de nuestras fundadoras: Madre Maravillas García y Madre Carmen Torres, a ellas nuestra profunda gratitud y de igual modo a todas nuestras directoras, quienes han conservado el estilo educativo que nos permite en cada momento ser reflejo de la misión iniciada hace 100 años en la selva peruana por Madre Ascensión Nicol, quien se dedicó con profundo amor a la educación de las mujeres y niños, haciendo siempre el Bien.

El prestigio ganado por el Colegio “Santa María” se ha hecho posible gracias al esfuerzo de todos los miembros de la Comunidad educativa y religiosa, quienes con dedicación y entrega han superado dificultades, recobrado energías y continúan asumiendo nuevos retos con el compromiso de formar niñas y jóvenes bajo la dirección de una propuesta educativa cristiana, liberadora y profética, capaces de competir en un mundo cada día más dependiente de las nuevas tecnologías.

En el año 2001 el Colegio Santa María incursiona en una nueva modalidad de Gestión Educativa con el estilo de DIRECCIÓN COLEGIADA.

Actualmente la dirección colegiada está integrada por: Srta. Cynthia See Wu Rodríguez, Directora del Plantel, Sra. Yessenia Burgos Peña y Sra. Silvia Requejo La Torre. Este equipo directivo animado por el Carisma Misionero Dominico continúa educando y evangelizando con amor, acorde con los cambios de una sociedad posmoderna, la cual necesita con urgencia de nuevos líderes capaces de practicar virtudes humanas, de actuar en defensa de la vida, la paz y la justicia social.

Nuestro trabajo educativo nos compromete en la construcción de un mundo más cristiano y solidario, lineamiento que orienta los Programas de Infancia Misionera,  Pastoral de Seguimiento, Pastoral Juvenil Vocacional, teniendo como objetivo primordial vivenciar el Evangelio de Cristo y poner en práctica los principios del Carisma Misionero Dominico.

En el Colegio “Santa María” la relación COLEGIO-FAMILIA busca fortalecer la comunicación y trabajo coordinado con el fin de brindar  una adecuada formación a los hijos; de este modo nuestra Institución colabora con sus familias a través del Programa de Escuela de Padres y Madres, el cual está dirigido por un equipo de trabajo conformado por el departamento de Psicología y docentes comprometidos. Este programa funciona a través de la modalidad de conferencias y talleres dirigidos por profesionales y parejas guías que propician una armoniosa convivencia familiar.

madremaravillas1

Con el deseo de estar a la vanguardia de una «Educación Liberadora y Profética», moderna y tecnificada, el presente año 2016 continuaremos implementando nuestra mejora educativa y seguiremos trabajando con los siguientes Convenios:

  • Escuela de Capacitación Pedagógica de Lima, para la aplicación del Proyecto Peice Calidad Inicial en el Nivel Inicial y Peice Calidad Primaria en el Nivel Primaria; con estos programas, nuestras niñas aprovechan los últimos adelantos pedagógicos para el logro de aprendizajes significativos.
  • Centro de Idiomas de la Universidad de Piura para la enseñanza del idioma Inglés en el Nivel Secundaria con el objetivo de lograr la Certificación Internacional de la Universidad de Cambridge (Inglaterra); opción que permitirá a nuestras alumnas desenvolverse competitivamente en todos los ambientes donde se exija este idioma.
  • Pontificia Universidad Católica del Perú, conscientes de que aplicación racional y pertinente de las nuevas tecnologías de la informática juega un papel importante en todos los ámbitos de la actividad humana, continuaremos desarrollando este año el “Programa de Desarrollo Educativo con el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación” a través de la plataforma virtual CANVAS.

Juntamente con estos esfuerzos académicos, celebraremos este año, El Jubileo del Año de la Misericordia y los 800 años de la Orden de Pedicadores, dos acontecimientos que inspiran y animan a todos los miembros de la Iglesia, especialmente a la Familia Dominica, para continuar esforzándonos por seguir la misión que Dios nos encomienda, perseverando en un camino que nos lleve a la santidad desde los pequeños actos cotidianos y a la construcción de un mundo más humano y fraterno.

Nuestro colegio seguirá avanzando con la dedicación de todos los miembros de nuestra comunidad educativa, poniendo siempre nuestra confianza en Dios y la Virgen para que sigan guiando nuestros pasos y fortaleciendo nuestro compromiso de educar de forma trascedente porque hemos sido enviados a predicar el evangelio al mundo entero.