HOMENAJE PÓSTUMO A ELVIRA HUERTAS

Nuestra querida Maestra y Amiga, Elvira Huertas de Moya, nació el 24 de junio de 1950 en la ciudad de Paita y es ahí donde realiza sus estudios de nivel primaria en la Escuela Prevocacional de Mujeres Nº12 que actualmente se conoce como Nuestra Señora de Lourdes; y el nivel secundario lo desarrolla en el Colegio Nacional “Nuestra Señora de las Mercedes”.
Motivada por su espíritu de servicio y su vocación por la educación, opta por convertirse en docente en la especialidad primaria y para ello ingresa a la Escuela Normal Superior de Mujeres “Sagrado Corazón de Jesús” de Piura, donde afianzó no solamente sus capacidades intelectuales y deseo de ser maestra; sino que además pudo fortalecer su conocimiento y compromiso educativo con una visión trascendente, que estuvo siempre impregnada de la espiritualidad misionera dominica.
Tiempo después inicia su trayectoria profesional al ingresar a trabajar en nuestro querido colegio “Santa María” como profesora de nivel inicialen el año 1973, demostrando siempre su gran cariño y dedicación por los niños y niñas más pequeños que formaban parte de esta institución.
El 9 de febrero de 1974 se unió en matrimonio con Carlos Moya Atiaja, teniendo como fruto de esta unión a sus cuatro hijos: Marisela, Oscar, Patricia y Maricarmen, formando a lo largo del tiempo una familia de sólidos principios cristianos, demostrando siempre un sabio equilibrio entre sus responsabilidades familiares y profesionales.
Durante el periodo comprendido entre los años 1981 y 2000, asumió la coordinación del nivel primario. En esta etapa continuó mostrando su calidez humana, sentido fraterno y capacidad de organización, con la cual supo guiar asertivamente a docentes y estudiantes, que siempre se sintieron acogidos en cada momento que necesitaron de su orientación y consejo; quienes en la actualidad continúan albergando un cariño muy especial por ella.
Posteriormente, nuestra querida Miss Elvira, en el año 2001,asume el reto de formar parte de un nuevo estilo de gestión educativa, denominado Dirección Colegiada, convirtiéndose en la primera directora laica de nuestra institución; contando con el acompañamiento de la Hna. Carmen Torres Cruz (como representante de la Congregación de Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario) y la Srta. Irma Sánchez Montalbán (como representante de la comunidad educativa), con una vivencia comunitaria y de armonía, supo dirigir con marcada exigencia y nobleza el trabajo de todos los miembros de la Familia “Santa María”, poniendo especial atención a la formación de niñas y jóvenes íntegras, capaces de soñar y luchar por grandes ideales, inspiradas en el ejemplo de nuestros Padres Fundadores: Beata Ascensión Nicol y Monseñor Ramón Zubieta.
Durante los 9 años de su gestión supo calar con un especial carisma en la mente y corazón de todos aquellos que tuvimos el privilegio de conocerla: el personal de apoyo y auxiliares la recuerdan como una persona amiga, atenta a sus necesidades e inquietudes para poder ayudarles, los docentes agradecemos su afecto sincero, comprensión y ejemplo de profesionalismo en todo lo que emprendía, las alumnas y exalumnas comparten recuerdos muy significativos sobre su estilo de enseñanza y corrección, a través del cual les trasmitió mensajes de fortaleza, perseverancia, confianza y fe.
Ten la plena seguridad de que continuaremos esforzándonos por cumplir la misión que Dios nos encomienda, motivados por tu propia vida, que ha sido una bendición de la cual hemos podido gozar, todos los miembros de la familia “Santa María”.
Que nuestro Padre Celestial, la Virgen Santísima y el espíritu de nuestros Padres Fundadores te acompañen eternamente, pues desde allá, donde ahora te encuentras, tenemos la certeza de que seguirás velando por todos los que te conocimos y amamos.
Gracias por tu ejemplo de vida.

Print Friendly, PDF & Email