APERTURA DEL MES DE MARÍA

El 04 de mayo vivimos con alegría y mucha devoción la celebración de la apertura del mes de María. Como hijas de María, esperamos con ansias este mes dedicado a rendirle homenaje como la Madre de Jesús y madre nuestra, reconocer en ella grandes cualidades como hija, mujer, esposa, madre, como la mujer elegida por Dios para iniciar el Proyecto de Salvación del hombre: ser la Madre de su Hijo en la Tierra y la primera evangelizadora del Reino que Dios quiere para nosotros.
En esta celebración contamos con la presencia de una delegación de estudiantes del colegio hermano: “Sagrado Corazón de Jesús” quienes se unieron a nuestro propósito reconocer a María como nuestra protectora y medio eficaz para llegar a Jesús.
Todo empezó desde muy temprano, después del izamiento del Pabellón Nacional, nos congregamos en el Mini coliseo para esperar la llegada de la procesión de la Virgen que venía acompañada por la Dirección Colegiada, Hnas. Misioneras Dominicas, profesores, banda del colegio y por las niñas de inicial, quienes portaban rosas rojas y tiraban pétalos para formar una inmensa alfombra por donde pasaría la Virgen cargada en andas por las alumnas promocionales.
Se explicó el porqué de la celebración y homenaje resaltando la vida y obra de María durante su vida en la Tierra y la que sigue realizando aún desde el cielo. Después se hizo una representación del Jardín de la Virgen, donde María (Angélica Carbajal) nos recordó, a través de las preguntas y cuestionamientos de una niña, que el mundo y la Tierra son regalos que Dios nos ha hecho gratuitamente y que deberíamos amarlos y cuidarlos. Además, de reconocer en cada forma y aspecto la presencia grandiosa de un Padre amoroso.
Las alumnas de secundaria representaron, también, las cuentas del Rosario Misionero resaltando la presencia del rezo por los 5 continentes del mundo, con sus colores respectivos: el verde representó al continente africano; el rojo, al americano; el blanco, al europeo; el azul, a Oceanía y amarillo, representó al continente asiático. A cada interrogante e intervención de la niña, la Virgen siempre nos exhortaba a rezar con devoción el Rosario y así lo hicimos durante la representación.
Posteriormente, las alumnas del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, rindieron un emotivo y significativo homenaje a nuestra Madre del cielo a quien ofrecieron sus regalos y pidieron por la paz del mundo, por las víctimas de Nepal y las personas que viven enfermedades para que Dios les dé paz y fortaleza para afrontar los momentos difíciles de su vida.
Luego, las alumnas de secundaria ofrecieron a la Virgen una danza propia del pueblo y del tiempo en que vivió María. La danza denominada Hava Nagila, nos transportó a más de dos mil años y nos permitió admirar las costumbres de las mujeres de aquel tiempo.
Finalmente, la Virgen salió del Mini coliseo en procesión entre vítores, canciones y aplausos, siempre cargada en andas por las alumnas promocionales quienes por última vez llevan en sus brazos a la Virgen que las condujo de su mano desde que llegaron al colegio a los 4 años y seguirá guiando sus pasos en su vida futura.

Print Friendly, PDF & Email